De Oporto a San Sebastián en dos semanas. Cuarto día. El paraíso en las Cíes

Las Islas Cíes

En este cuarto día de nuestro periplo por el norte de España y Portugal, nos planteamos una pequeña escapada marítima nada más y nada menos que a las maravillosas Islas Cíes.

Islas Cíes
Islas Cíes

Teniendo en cuenta que nos encontramos en Baiona, el acceso a las islas no puede ser más sencillo, ya que desde el mismo puerto de esta ciudad, podremos tomar un ferry que en poco más de media hora nos llevará hasta este pequeño oasis de tranquilidad a tan sólo unas pocas millas de las costas gallegas. Las islas sólo se pueden visitar con estos ferrys en Semana Santa y en verano, además, os recomiendo reservar plaza con antelación, ya que suelen ir bastante llenos.

Una vez en destino, las opciones son, pasar el día allí y volver en uno de los ferrys de la tarde, o quedarse a pasar la noche, para lo que tendremos que haber reservado previamente en el camping, tanto si queremos utilizar una de las tiendas allí disponibles o llevarnos la nuestra. Esta reserva también recomiendo hacerla con bastante antelación, sobre todo en los meses de julio y agosto. Una vez lleguéis a las islas, lo mejor es que os dirijáis directamente al camping `para comunicar que ya habéis llegado, y para escoger espacio para montar vuestra tienda (si es que habéis optado por llevar la vuestra), ya que a medida que avanza el día, los huecos escasean y quedarse con el menos resguardado se nota, y mucho. Nosotros tuvimos una pequeña tormenta nocturna y nuestra falta de experiencia al montar la tienda, provocó que casi nos quedásemos sin ella!

Islas Cíes

Declarado Parque Natural en 1980, el archipiélago de las Cíes cuenta con una larga historia de pobladores. Cuenta la leyenda que en sus costas han desembarcado personajes tan ilustres como Julio César, Alfonso IX o el temible corsario Francis Drake. Hoy en día se conservan algunos vestigios de las gentes que habitaron las islas, como por ejemplo el Monasterio de San Estevo, fundado por los monjes Bernardos en la Edad Media y actualmente sede del punto de información del Parque.

El ferry os llevará hasta la Isla Norte o de Monteagudo, que se encuentra unida a la Isla del Medio o la del Faro (en la que está el camping), por el kilómetro de longitud de la playa de Rodas. Esta playa de bandera azul, fue galardonada por “The Guardian” como una de las mejores playas del mundo. Lo cierto es que su fina y blanca arena, el agua cristalina (pero helada!), y los bosques, que llegan hasta los arenales, hacen que te sientas realmente en el paraíso, muy lejos de las masificaciones a las que por desgracia estamos acostumbrados en muchas de las playas de nuestras costas.
Islas Cíes
Anochecer en las Islas Cíes

Una vez baja el sol, la mejor opción es elegir una de las rutas de senderismo que hay preparadas para el visitante. Nosotros elegimos la del Faro, de unos de 3,5 km de longitud. Esta ruta es una de las más espectaculares, ya que termina en el Faro de Cíes, a unos 175 m. de altitud, desde el que se puede disfrutar de unas vistas espectaculares del archipiélago. Tanto las vistas, como la fauna autóctona (especialmente las aves), proporcionan la oportunidad para hacer grandes fotografías.

Por supuesto no os podéis perder la puesta de sol desde el punto en el que se unen la Isla del Medio y la del Norte. Con un poco de suerte, podréis observar, por un lado cómo se esconde el sol, y por el otro, como se eleva la luna.
Finalizada la ruta, podéis optar por cenar en uno de los tres pequeños restaurantes de la Isla del Faro, de ambiente relajado e informal, donde os servirán un pescado de gran calidad. Una copita en la terraza central, donde se unen todas las personas del camping a la luz de la luna, completarán un día perfecto.
Páginas de utilidad:
– Para los ferrys: http://www.mardeons.com/
– Para el camping e información general:
  http://www.campingislascies.com/

Deja un comentario